TECNICA HORARIA, Rejuvenecer la mirada

En qué consiste la aplicación de Acido Hialuronico con la Técnica Horaria

TECNICA HORARIA, EL NUEVO TRATAMIENTO PARA REJUVENECER LA MIRADA DEL DR. MOISÉS AMSELEM

  • Consiste en la aplicación de Acido Hialurónico, dibujando un reloj figurado sobre el ojo- para atenuar las líneas de expresión y aportar luminosidad
  • Se realiza en la consulta en menos de cinco minutos y no requiere ningún tipo de anestesia
Doctor Moises Amselem, Padre de la Técnica Horaria

Doctor Moises Amselem, Padre de la Técnica Horaria

El contorno de ojos es una de las zonas más frágiles del rostro y uno de los principales retos de la medicina estética. Las bolsas, las ojeras, la caída de párpados y las arrugas son los problemas más frecuentes que revelan el paso del tiempo en la mirada. Esta zona siempre permanece expuesta a las agresiones externas y es la primera que delata el paso del tiempo.

La Técnica Horaria reposiciona los volúmenes perdidos del área periocular, desde la zona que existe encima de las cejas, pasando por la región temporal , región zigomática ( patas de gallo), la parte de las ojeras y el entrecejo.

El protocolo que se sigue en este tratamiento consiste en la aplicación de Restylane, Perlane o el Emervel Classic (ácido hialurónico de mediana o alta densidad) mediante uno o dos puntos de inyección en las zonas descritas a través de unas finas microcánulas de punta redondeada que evitan la aparición de hematomas en esta área sensible.

La Técnica Horaria el Dr. Amselem dibuja un reloj figurado en el rostro para seleccionar, como si se tratase de la franja horaria, los puntos clave sobre los que aplicar la aguja. Utilizando microcánulas que inyectan Acido Hialuronico de alta densidad, logra proyectar planos hundidos, atenuar arrugas y sostener zonas caídas.

Qué efectos se consiguen con la Técnica Horaria

tecnica_horariaEl resultado es un rejuvenecimiento completamente natural: el rostro aparece rejuvenecido, descansado y luminoso. El proceso dura menos de 5 minutos, se realiza en la consulta y sin anestesia tópica. El paciente puede reincorporarse de inmediato a su rutina y no requiere cuidados especiales.