10 signos en el rostro que reflejan una cara cansada: ¿cómo solucionarlo antes de un evento? Según el Dr. Moisés Amselem

  1. Inicio
  2. Rejuvenecimiento facial
  3. 10 signos en el rostro que reflejan una cara cansada: ¿cómo solucionarlo antes de un evento? Según el Dr. Moisés Amselem

¿Tienes un evento y te ves cara de cansada? En este artículo el Dr.Moisés Amselem te ayuda a identificar los 10 signos que reflejan una cara casada y cómo solucionarlo.

1. Ojeras- bolsas

Causas:
a) Exceso de grasa en las bolsas del párpado inferior y/o pérdida de grasa en el compartimento subyacente del pómulo (se acentúa el llamado “valle de la lágrima”.
b) Hiperpigmentación y transparencia vascular: es por la anatomía de la zona, por ser una zona de piel que es cuatro veces más fina que en el resto de la cara.
c) Acentuación del llamado surco órbito- malar (entre las bolsas de los ojos y los pómulos).

Soluciones:
a) Cirugía de las bolsas y relleno del área hundida con grasa propia o ácido hialurónico.
b) Se pueden utilizar peelings con soluciones despigmentantes y el IPL (luz pulsada intensa) siempre acompañado de una buen factor de protección solar e incluso, reforzar con cosméticos que enmascaran las ojeras.
c) Proyección del área en cuestión con ácido hialurónico mediante mi técnica de “proyección órbito- malar” con ácido hialurónico inyectado mediante microcánula de punta redondeada, para minimizar el riesgo de hematomas.

2. Esqueletización de la región temporal

Causas:
a) Por pérdida fisiológica de la grasa (con componente genético).
b) Por enfermedades.

Soluciones:
Reposición en ambos casos del volumen con ácido hialurónico o inductores del colágeno como la Hidroxiapatita cálcica.

3. Caída de cejas y aumento de piel en párpados

Causas:
Por pérdida de la grasa encima de las cejas.

Soluciones:

Médico- estéticas:
– Reposicionamiento del volumen con ácido hialurónico mediante mi técnica del “sol radiante”, inyectado con microcánula.
– Elevación con hilos tensores.
– Toxina botulínica, para abrir la mirada.
La unión de las tres técnicas es lo que constituye el ya conocido “Foxy Eyes” (ojos de zorro o mirada felina).

Cirugía: Blefaroplastia para quitar el exceso de piel y acantopexia para darle sustentación a toda la estructura de la ceja.

4. Manchas en la cara

Tanto para las manchas localizadas (léntigos solares o seniles) como para las difusas (melasmas), la solución pasa por peelings con soluciones despigmentantes a diferentes concentraciones y/o el IPL (luz pulsada intensa). Cuidar posteriormente del sol y no tratar si se está aún bronceado.

5. Arrugas de expresión

En regiones dinámicas de la expresión como la frente, el entrecejo o las “patas de gallo”, si las arrugas están marcadas en reposo, se inyecta el ácido hialurónico; si se marcan sólo en la contracción al gesticular, el tratamiento es con toxina botulínica y si el patrón es mixto (dinámicas y estáticas), se inyecta primero el ácido hialurónico y 2 a 4 semanas después, la toxina.

6. Falta de volumen e hidratación en los labios

Con los años, los labios van perdiendo hidratación, turgencia y volumen y la solución es la inyección de ácido hialurónico, preferiblemente, los que están diseñados para inyectar en esta zona. Eso sí, dándoles una buena dosis de NSD: Naturalidad, Sensualidad y Discreción y recordar siempre que: “menos es más”.

7. Pómulos hundidos

La recuperación de volumen en los pómulos es fundamental porque da sustento al tercio medio de la cara y recupera de inmediato la luminosidad a dicho nivel. Se realiza con ácido hialurónico o inductores de colágeno como la hidroxiapatita cálcica o la policaprolactona, con una duración de 6 a 12 meses. Suelo utilizar mi clásica técnica del “palo de hockey”, inyectando desde el pómulo hasta la sien, pasando por todo el arco cigomático.

8. Surcos marcados

Se realiza como en el caso anterior con el ácido hialuronico o los inductores de colágeno, aunque aquí es fundamental detectar el área que ha perdido volumen para reposicionarlo y que produce que los surcos queden más o menos marcados.

9. Descolgamiento del óvalo facial

Se produce por pérdida de volumen en la región láterofacial el cual, debe ser reposicionado con ácido hialurónico o inductores de colágeno y 3 a 4 meses después, se podría plantear el refuerzo con hilos tensores. A la combinación de ambos tratamientos, es a lo que yo denomino: Redefinición facial 360.

10. “Líneas de marionetas”

Son la consecuencia de la pérdida de volumen y del descolgamiento del óvalo facial, por lo que como en el caso anterior, se puede plantear también una redefinición facial 360.

Puntos clave para mantener una belleza natural

1. Que siempre te digan: ¡Qué bien estás! Y no: ¿qué te has hecho?
2. La naturalidad viene de la mano de utilizar sustancias naturales y reabsorbibles, tratando en la mayoría de los casos, de “restituir lo que pierdes y no poner lo que nunca tuviste” (salvo en el caso de aumento de labios, pómulos o mentón)
3. Tratar siempre de detectar en cada paciente, los puntos clave que revelan la esencia de cada belleza en particular.

Menú