Resultados naturales e inmediatos

“Es la opción definitiva al lifting quirúrgico”, afirma el Dr. Moisés Amselem, en una entrevista en la que nos desvela los secretos de la remodelación facial no invasiva.

¿En qué consiste esta alternativa a la cirugía?

Se trata de la técnica más avanzada en Medicina Estética, en la que inyectamos estimuladores del propio colágeno como la Hidroxiapatitacálcica (Radiesse®), en el rostro, consiguiéndose un efecto “lifting” inmediato y natural.

¿En cuántas sesiones se consigue el efecto?

Generalmente en una sola sesión, aunque a veces requiere de un ligero retoque a los 4 meses.

¿Cómo se inyectan y cómo actúan estas sustancias una vez inyectadas en nuestra piel?

Se inyectan con unas microcánulas indoloras y atraumáticas, de punta redonda y más flexibles que la aguja, de modo que se va repartiendo el contenido de las jeringas en un plano subdérmico para ir estimulando la producción de nuestro propio colágeno, el cual progresivamente irá retensando y regenerando la piel.

¿Cuál es la diferencia con el ácido hialurónico?

En realidad son tratamientos complementarios. Mientras que el ácido hialurónico produce un potente efecto hidratante, de sujeción y proyección natural, a la vez que preventivo del daño solar, los estimuladores de colágeno realizan un efecto a corto y largo plazo a medida que se genera ese nuevo colágeno.

¿A qué edad es recomendable comenzar con este tipo de tratamientos?

Al tratarse de sustancias naturales que tenemos en nuestro propio organismo y vamos perdiendo con el tiempo, es posible utilizarlas a cualquier edad, en cualquier sexo y época del año.

Los síntomas alarma serían: deshidaratación mantenida de la piel (las cremas se van quedando pobres), tendencia a cicatrices acneicas y sobre todo el descolgamiento incipiente y progresivo de las estructuras faciales que marcan: caída de cejas, ojeras, caída y pérdida de volumen en pómulos, surcos marcados y destensión de todo el óvalo facial y del cuello.

¿En cuanto tiempo podemos ver los resultados y cuánto duran?

Existe un efecto inmediato tras el tratamiento, para los dos tipos de productos, aunque para el ácido hialurónico el efecto es más inmediato y dura unos 6 meses, según las indicaciones. En los estimuladores de colágeno, existe un efecto inmediato aunque menor que el hialurónico, pero a partir del tercer al cuarto mes, una vez que se ha generado el nuevo colágeno, este efecto se va incrementando progresivamente con una duración de aproximadamente un año.

¿Cómo salimos después de un tratamiento de este tipo y qué recomendaciones se dan?

Con ligero enrojecimiento e hinchazón. En ocasiones, pequeños hematomas, aunque todo esto suele minimizarse con el uso de las nuevas microcánulas.
Se recomienda frío local durante dos a tres días, aunque el o la paciente se pueden reincorporar a su vida cotidiana o laboral prácticamente al día siguiente.

Para finalizar, ¿qué es lo que más resaltaría de este tipo de tratamientos?

No hay cirugía ni bisturí, no hay anestesia (sólo la Lidocaína que lleva o se añade al producto), no hay tiempo de baja y lo fundamental es que tras miles de tratamientos que llevo realizado tanto en consulta como en cursos que imparto por toda Europa, jamás hemos tenido efectos adversos de importancia y los resultados son tremendamente naturales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú