Se realizan microinyecciones con ácido hialurónico de baja densidad, para evitar que se transparenten los depósitos al trasluz e inyectando en dermis media- profunda, nunca realizando pápulas.

Es un elemento esencial para devolver la hidratación, firmeza y elasticidad a esta zona del cuerpo tan expuesta al daño solar.

Se suele utilizar un ácido hialurónico de baja densidad para evitar pápulas. Se consigue además rellenar las finas arrugas ocasionadas en el “canalillo”, al dormir de lado y además es un antioxidante frente al daño actínico (el producido por el sol).

Se realiza con 1 ó 2 jeringas y con una periodicidad de 15 a 30 días, con 3 sesiones en total de choque y manteniendo cada 4 a 6meses.

Se puede combinar para mejorar la luminosidad con IPL (luz pulsada intensa) o con TFD (terapia fotodinámica), técnica en la que aplicando una crema llamada “Metvix”, se esperan 3 horas ocluyendo la zona para evitar la fotoexposición y luego se aplica una luz LED a 635 nm de longitud de onda durante 8 minutos,  con ello se destruyen las células alteradas por el daño solar, representando como un sistema de limpieza de la zona. Se realizan 1 ó 2 sesiones (espaciadas 1 mes) y se puede combinar con el AH en la misma sesión, combinación bautizada por el Dr. Moisés Amselem en 2012 como “Photovital”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú