El contorno de ojos es uno de los grandes retos a los que se enfrenta tanto la Medicina Estética como la Cirugía Plástica.

El contorno de ojos es uno de los grandes retos a los que se enfrenta tanto la Medicina Estética como la Cirugía Plástica. Las bolsas, las ojeras, la caída de los párpados y las arrugas, son los problemas más frecuentes que revelan el paso del tiempo en la mirada. Una nueva técnica conservadora, promete resultados alentadores ante este problema y para ello entrevistamos a su creador, el Dr. Moisés Amselem.

¿En qué se basa esta técnica?

El hundimiento a nivel de las ojeras por pérdida de volumen, produce: acentuación de las bolsas, ojeras y aumento de las finas arrugas bajo el párpado inferior y si todo esto, lo unimos a la fuerza del músculo orbicular y las consecuentes arrugas dinámicas de expresión, además de la flacidez de toda la región frontal con caída de la piel del párpado inferior, el resultado final será una mirada ojerosa triste y apagada.

¿En qué consiste?

Consiste en la aplicación de ácido hialurónico de alta densidad mediante un solo punto de inyección (entre ellos, destacar el Glytone® 3, que contiene un azúcar llamado manitol y que le hace persistir más tiempo en la dermis aumentando su duración), en la región bajo el párpado inferior, justo debajo de la transición entre las bolsas de los ojos y la pérdida de grasa del pómulo a dicho nivel, que conforman el llamado surco órbito-malar.

¿Qué se pretende conseguir con esta técnica?

El objetivo de este tratamiento es proyectar con el Glytone® 3 los planos hundidos, que hacen desaparecer ese surco y con ello aparece un efecto intenso de luminosidad en la mirada, a la vez que se reducen todas esas pequeñas arrugas perioculares. Si al mismo tiempo depositamos esa misma sustancia en la región lateral, sobre las patas de gallo, daremos más sustentación a esta área y se atenuarán las arrugas de expresión. También paralelamente se puede tratar el área frontal y sobre las cejas para liberar los párpados del exceso de piel.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Esta nueva técnica de rejuvenecimiento facial, se realiza con el Glytone® 3, siguiendo determinados trazados propuestos según mi técnica e inyectándolo con tan sólo uno ó dos pinchazos a través de unas finas microcánulas de punta redondeada.

¿Duele?, ¿pueden haber efectos adversos?

El procedimiento se realiza en consulta en menos de 5 minutos y no es doloroso, por lo que no se precisa ni siquiera del uso de anestesia tópica. El efecto adverso que puede aparecer es el edema por la captación de agua del hialurónico, lo cual se minimiza usando el de alta densidad, para utilizar menos volumen.

¿Qué ocurre tras el tratamiento, hay un periodo de baja?, ¿cuáles son las recomendaciones postratamiento?

Al utilizarse las mencionadas microcánulas, que no producen trauma en este área tan sensible, por lo que se evitan hematomas y puede el o la paciente reincorporarse de inmediato a su vida cotidiana.
Se recomienda aplicar frío local la primera semana y masajear suavemente la zona para favorecer el drenaje y la integración del producto en la dermis.

¿Se puede combinar con toxina botulínica para las “patas de gallo”?

Sí, pero es preferible poner primero el hialurónico y esperar luego 15 días aproximadamente, para evitar problemas de edema.

¿Es muy costoso el tratamiento?

Se utilizan una ó dos jeringas del producto, estando su duración alrededor de los 8 a 12 meses. El precio por jeringa es de 300 Euros.

Ver dossier

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú