Una de las partes del cuerpo que más afean por igual a hombres y a mujeres es la papada. La mayoría de las veces, soñamos con eliminar michelines, con lucir una tableta de chocolate en nuestros abdominales y un trasero de infarto, pero no siempre reparamos en una zona que queda más a la vista y que, pese a no sufrir de sobrepeso, a menudo nos hace parecer más gordos y viejos. La papada aporta una imagen descuidada a quien la sufre. No siempre son personas obesas, pero acumulan mayor cantidad de grasa en esta zona, provocando también que la piel se descuelgue y parezcamos más mayores de lo que realmente somos. No obstante, eliminar papada ya es posible, pues el ácido hialurónico acude a nuestro auxilio.

El ácido hialurónico puede beneficiar tanto infiltrado como en crema. En este último caso, habrá que escoger una crema de calidad, aplicarla con masajes circulares y tener constancia. Al cabo de unos tres meses, comienzan a verse resultados.

También resulta eficaz inyectar colágeno. El colágeno ejercerá un efecto tensor en la zona de la papada.

Técnicas para eliminar papada

Las técnicas más empleadas para eliminar papada son la mesoterapia y la liposucción. En la primera, se inyecta, con agujas muy finas, una sustancia que disolverá la grasa. Es un método indoloro. La liposucción también implica la introducción de una sustancia que disuelve la grasa acumulada. La diferencia reside en que con la mesoterapia, el propio cuerpo del paciente reabsorbe la grasa, mientras que en la liposucción, esta grasa se aspira o succiona con un aparato para conducirla al exterior del cuerpo.

En ambos casos, se necesitan varias sesiones, normalmente unas 10 y, tras estas, solo queda recuperarse para disfrutar de unos resultados prolongados. Sin embargo, no olvides que debes acudir a revisiones y repasos periódicos en centros especializados para ir eliminando la grasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú