Estar reluciente de cara a estas navidades sin pasar por el quirófano

El Dr. Moisés Amselem, nos desvela sus secretos para estar reluciente de cara a estas navidades sin pasar por el quirófano, mediante la combinación de sus técnicas más innovadoras.

Dr. Amselem, ¿Cuáles son sus recomendaciones para comenzar el nuevo año con buena cara?

En primer lugar, una buena dosis de optimismo y recordar aquello de “al mal tiempo, buena cara”.

Y, ¿qué recomendaciones nos da para ello?

Mi fórmula infalible en estos casos es aplicar una buena dosis de NSD, es decir naturalidad, sensualidad y discreción.

¿Qué tratamientos de Medicina Estética sin cirugía nos recomienda para tener un rostro reluciente?

Hay diferentes opciones de tratamiento en cuanto al abordaje facial:
Nutrir e hidratar, retensar (efecto lifting) y proyectar los planos que se van perdiendo, suelen ser los tratamientos más demandados. Aunque para las arrugas de expresión, se emplea la toxina botulínica.

¿Cómo consigue dar al rostro un toque de belleza flash?

Lo primero es eliminar células muertas y detritus de la piel mediante la aplicación de peelings suaves o microdermoabrasión con punta de diamante.
La nutrición e hidratación de la piel vienen fundamentamente de la mano del ácido hialurónico: la sustancia que más hidrata, nutre, regenera y previene. Suele combinarse con vitaminas, oligoelementos, aminoácidos estimuladores del colágeno (todo esto mediante microinyecciones). Finalmente se aplican mascarillas de factor de regeneración epidérmica.

Pero, ¿esto consigue regenerar la piel apagada y deslustrada?

Para potenciar el efecto regenerativo, el tratamiento más adecuado es el “MesoRadiesse”, una combinación de ácido hialurónico y un potente estimulador de colágeno, que lo convierten en el tratamiento ideal a cualquier edad, sexo o época del año.

¿Cómo se consigue el efecto “lifting” sin bisturí?

En cuanto al efecto “lifting sin cirugía”, los más utilizados son nuevamente los inductores de colágeno, con efecto tensor y reparador de la piel. Su duración es de hasta un año, aunque hay que esperar de 3 a 4 meses para ver el resultado final, tiempo necesario para producirse ese nuevo colágeno.
Se inyectan con microcánulas, que son como agujas, pero de punta redonda, con lo que minimizan el dolor y la posibilidad de hematomas. Las zonas más indicadas para estos tratamientos son sobre todo, el óvalo de la cara y la zona de los pómulos.

¿Y para las arrugas de la frente?

Primero valorar si el descolgamiento es por pérdida de volumen y en ese caso, utilizo mi técnica del “sol radiante” con ácido hialurónico, que produce una sensación de cara relajada y frente hidratada casi sin arrugas.
En casos de arrugas muy dinámicas e intensas, se valora la toxina botulínica , 2 veces al año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú