Ácido hialurónico

Cada día estamos siendo sometidos a un bombardeo más intenso de información acerca de nuevos tratamientos en Medicina Estética, para realzar la belleza natural de cada uno, para conseguir que te sientas bien. Para consultar acerca de las últimas tendencias, hemos entrevistado al Dr. Moisés Amselem, gran experto en esta área y Director médico del centro que lleva su propio nombre y que está situado en uno de los mejores enclaves: la madrileña calle de Antonio Maura nº 7.

Estas son las cuestiones que le hemos planteado:

¿Qué tratamientos estéticos son los más demandados actualmente?

A nivel facial: aquéllos que van destinados a nutrir, hidratar, regenerar, prevenir, tensar y reducir arrugas de expresión y mejorar el aspecto de la piel. Para esto se emplean peelings, vitaminas, ácido hialurónico Restylane®, Atléan®, Radiesse® y Bótox® (en caso de necesidad).

A nivel corporal: los que reducen y reafirman: radiofrecuencia Exilis®, lipocavitación Proslimmelt® y ondas acústicas D-Actor 200®, además de mesoterapia.

¿Cuál es la clave para lograr la satisfacción total de un cliente?

Resultados naturales, no cambiarle la fisonomía y que le digan: ¡qué bien estás! Y no, ¡qué te has hecho!. Además, es fundamental la honestidad y nunca dar falsas expectativas, consensuando con el paciente los posibles resultados.

¿Han perdido los hombres definitivamente el miedo a someterse a un tratamiento estético?

Cada día son más los hombres que se someten a este tipo de tratamientos, y cuando comienzan, son incluso más fieles que las mujeres.

Hay gente que todavía siente miedo al resultado final. ¿Qué les diría?

Que se pongan en buenas manos, en centros autorizados de Medicina Estética y que siempre le pongan productos naturales, reabsorbibles y de alta calidad.

Estamos en una sociedad que busca la perfección estética. ¿Cuál debería ser el límite?

La gente busca más sentirse bien y aunque vienen muy mediatizados, tratamos de hacerles ver la realidad y no ofrecerles falsas expectativas. El límite es restituirle hasta lo que perdió con el tiempo, y sobre todo, en general, no ponerle lo que nunca tuvo, salvo excepciones.

Ver dossier

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú