Uno de los tratamientos estéticos faciales que sin duda alguna logran mejorar tu aspecto es el Relleno de labios. Si estás pensando en realizártelo aquí podrás conocer los beneficios que puedes obtener con él, entre otros aspectos más.

Por qué realizar el Relleno de labios

Una de las razones principales que pueden llevar a alguien a recurrir a un relleno de labios son los efectos que el paso de los años deja en ellos. Cuando se es joven generalmente se tienen unos labios hidratados, con un buen volumen y sin comisuras o arrugas a su alrededor.

Conforme pasan los años señales como la pérdida de grosor empieza a surgir y a acentuarse, lo cual genera una apariencia poco atractiva. En este caso y alrededor de los 40 es cuando es más oportuno realizar un Relleno de labios. Por medio de él se puede aumentar el volumen y mejorar el perfilado de la zona así como también se pueden eliminar comisuras y arrugas.

De forma general con el relleno de labios se puede recuperar el aspecto vital de la zona.

En el caso de realizar un relleno cuando se es joven y no se presentan las señales propias del envejecimiento la razón principal para usar el procedimiento es el logro de una apariencia más atractiva y sensual.

El Relleno de labios es evidentemente una herramienta muy útil para mejorar la imagen y la percepción propia que se tiene. De igual forma es un tratamiento útil para mejorar el atractivo del rostro y para lograr resultados naturales pero seductores.

Hay que destacar que el relleno de labios con ácido hialurónico, uno de los tratamientos más recomendados,  permite tener resultados naturales, atractivos y sin exagerar.

Lo que debes saber del Relleno de labios

Ahora es momento de hablar de varios aspectos de este tratamiento que debes conocer si estás interesado en someterte a él:

  • Diferencia entre relleno y perfilado: en el ambiente estético se habla tanto de perfilados como de relleno de labios. Estos dos objetivos son diferentes y es que el perfilado permite mejorar el reborde labial sin tener que dar mayor volumen a los labios. En el caso del relleno este tratamiento se enfoca en dar un mayor volumen.
  • Rellenar o perfilar: ya que has conocido las diferencias entre estos dos tratamientos puede surgir la duda sobre cuál realizarse. Ante ello debe considerarse el estado actual del labio, la edad del paciente, la dentadura y estructura ósea así como la forma del rostro y los gestos.
  • Rellenos reabsorbibles o no: Dentro del primer caso, se usan sustancias orgánicas que poco a poco se absorben por el organismo, como lo es el ácido hialuronico. Esto exige que el tratamiento deba realizarse nuevamente, pasados 6 a 8 meses. El otro tipo usa sustancias con efecto permanente, lo cual es un inconveniente si los resultados obtenidos no son los deseados.

Sobre el relleno de labios se recomienda generalmente que éste vaya acorde a las facciones y características del rostro. Así si la persona tiene una cara menuda no se aconsejan labios muy gruesos, para lograr una apariencia equilibrada. De igual forma y si se tiene un rostro con ojos y nariz más grande se aconseja que este sea acompañado con unos labios más voluminosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú