acido-hialuronico-codigo-barras

Ventajas del Ácido Hialurónico

El acido hialuronico, tan utilizado en estos tiempos, no es más que un componente esencial de nuestra piel, que sirve como soporte del colágeno y las fibras de elastina. Su función principal es mantener la piel firme e hidratada, ya que es capaz de absorber hasta 1000 veces su peso en agua. A partir de los 20 años, aproximadamente, la piel va perdiendo su capacidad de retener agua, y es cuando comenzamos a ver las líneas finas en nuestra piel.

El acido hialuronico, además de alisar los pliegues subcutáneos estimula la producción de colágeno, lo que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor. Entre sus indicaciones destaca: realce de los labios y pómulos, efecto de revitalización démica en cara, cuello, escote, manos, etc., así como para atenuar arrugas por flacidez o expresión y para reducir las cicatrices del acné.

El acido hialuronico previene la formación de radicales libres y por tanto del envejecimiento. No necesita test de alergia al ser un material biocompatible y se inyecta superficialmente en la piel integrándose de manera natural en los tejidos sin producir fibrosis por reacción a cuerpo extraño y, por lo tanto, sin alterar las características de la piel. Es más, tiene un efecto beneficioso para la misma proporcionando una mayor hidratación y aportando, mientras dura el efecto del implante, volumen a la dermis. Es decir, actúa por relleno e hidratación tisular.

Es un material reabsorbible, por lo que su duración es limitada en el tiempo, oscilando entre 6 meses a 1 año, dependiendo de la indicación para la que se utilice.

Zonas donde se aplica el Ácido Hialurónico

Menú