El acido hialuronico se encuentra en altas concentraciones en el cartílago y el líquido sinovial, es un componente importante del cuerpo.  La inyección del ácido muestra beneficios para los pacientes que sufren de osteoartritis en el hombro y la rodilla. Además es ampliamente usado para rejuvenecimiento y rellenos.

Diferentes usos del acido hialuronico

El ácido hialurónico también se ha informado de que es capaz de proteger contra el daño al cartílago articular y ayudar a disminuir la fricción entre las superficies de las articulaciones. El ácido hialurónico es eficaz para el alivio del dolor y para el riesgo de adherencia, y contracturas de las articulaciones.

Es útil también para el tratamiento del hombro congelado, la osteoartritis, y la artritis reumatoide. Sin duda un gran avance y gran ayuda para los problemas internos. Pero esto es no todo el uso del acido hialuronico este es ampliamente utilizado en la estética por sus enormes efectos de rejuvenecimiento.

El tratamiento implica una combinación de inyección de ácido hialurónico en la líneas ha tenido éxito en todos los casos. La inyección también se ha utilizado para restaurar el volumen del lóbulo de la oreja para los pacientes que buscan un aspecto facial juvenil. También se usa en relleno de labios y pómulos. Con resultados sorprendentes.

Todos sobre el acido hialuronico

También conocido como hialuronano es un hidrato de carbono, más específicamente un mucopolisacárido de origen natural en el cuerpo humano. Cuando no está unido a otras moléculas, se une al agua dando una calidad viscosa, rígida similar a «Jello». Este gel viscoso es una de las sustancias más ampliamente investigadas en la medicina actual.

Con miles de ensayos sobre todo en las áreas de ortopedia y cirugía ocular, su función en el cuerpo es, entre otras cosas, unirse al agua  para lubricar las partes móviles del cuerpo, tales como articulaciones y músculos.

Su consistencia en el tejido permite que sea beneficioso en productos para el cuidado de la piel como un excelente humectante. El acido hialuronico es una de las moléculas más hidrófilos (amantes del agua) en la naturaleza con numerosos beneficios para el cuerpo humano que  puede ser descrito como «la crema hidratante de la naturaleza».

Si comparamos las articulaciones del cuerpo humano con un motor de automóvil, el líquido de las articulaciones en el cuerpo imita el aceite en un motor del coche. A intervalos regulares reemplazamos el aceite en nuestros motores de los automóviles debido a que el calor y la fricción provocan averías.

El aceite se vuelve más delgado y menos capaz de proteger las superficies metálicas contra el desgaste excesivo. El acido hialuronico beneficia a las articulaciones de la misma manera. A medida que envejecemos, la viscosidad disminuye y el ácido entra para mantener una amortiguación normal de las articulaciones.

También ofrece interesantes beneficios en la estética otorgando hidratación y luminosidad natural.  Vale la pena comentar que el ácido se utilizó comercialmente por primera vez en 1942 cuando Endre Balazs solicitó una patente para usarlo como un sustituto de la clara de huevo en productos de panadería.

Un descubrimiento muy singular. Ninguna otra molécula había sido descubierta con tales propiedades únicas para el cuerpo humano. Balazs pasó a convertirse en el principal experto e hizo la mayoría de los descubrimientos sobre los usos del ácido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú