¿Qué es el ácido hialurónico?

Lo primero es aclarar en qué consiste este compuesto químico. El ácido hialurónico es un componente natural de nuestro organismo y cuya función principal es mantener la piel hidratada, pues es capaz de absorber 1000 veces su peso en agua.

El problema lo encontramos con la edad, que es cuando la producción de este componente desciende drásticamente y por consiguiente, aparecen los síntomas de deshidratación y la falta de elasticidad en nuestra piel

El ácido hialurónico se encuentra en diferentes zonas de nuestro organismo: en la piel, en el cuerpo vítreo, en los cartílagos y huesos y en los vasos sanguíneos del cordón umbilical.
Este ácido puede ser de origen animal (de las crestas de los gallos y de los ojos de los peces) o puede obtenerse por fermentación (cultivo de bacterias). Para su uso en cosmética normalmente se utiliza el de biofermentación, ya que es un tipo de compuesto que no alberga ningún tipo de riesgo para el paciente que será tratado.

¿En qué vías actúa el ácido hialurónico?

Como ya hemos comentado, el ácido hialurónico es el encargado de mantener nuestra piel en perfectas condiciones de hidratación y elasticidad.
Este ácido ayuda a mantener la piel hidratada, ya que tiene una gran capacidad de retención de agua.
Es debido a esta propiedad que su uso en cosmética está cada vez más extendido, pues ayuda a rellenar y reafirmar las pequeñas arrugas de nuestra piel.
Usos y propiedades del ácido hialurónico en cosmética
En cosmética el ácido hialurónico se usa en cremas, ayudan a mantener la piel más hidratada, lociones e inyecciones de relleno.

Algunas de las propiedades del ácido hialurónico son:

1. Corregir, mediante el relleno, pequeñas cicatrices.
2. Rellenar las arrugas de los labios.
3. Dar volumen a los labios.
4. Perfilar los pómulos o el mentón.
5. Corregir pequeñas arrugas y líneas de expresión.
6. Elevar las cejas.
7. Borrar las patas de gallo.
8. Depresiones, pliegues y otros defectos.

Ventajas del acido hialuronico:

Las ventajas del Acido Hialuronico son múltiples y diversas como expondremos a continuación, pero aparte de ello queremos recordar que el bajísimo porcentaje de riesgo y de efectos secundarios que albergan estas operaciones.

• Es absorbido poco a poco por el organismo.
• No presenta problemas de alergias o rechazos.
• No necesita anestesia para su aplicación.
• Estimula la producción de colágeno.
• Ayuda a mantener los niveles de hidratación en las pieles maduras.
• Estimula la circulación periférica.
Desde la clínica Moisés Amselem de Madrid, te asesoraremos de qué tratamiento es el mejor para ti y te pondremos en las mejores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú